Desmintiendo la Prueba del Camello de Alzheimer (o Prueba de la Cabeza)

Descubriendo la Verdad sobre una Imagen Viral que afirma Diagnosticar la Enfermedad de Alzheimer

Bradley
Bradley
8 de septiembre, 2020
Foto de un camello simbolizando la prueba del camello de Alzheimer.

Una imagen de algo conocido como la prueba del camello de Alzheimer o la prueba de la cabeza ha estado circulando por internet desde 2012. Ha pasado por breves períodos de bastante popularidad cuando fue compartida por medios y figuras populares en Internet, y todavía está circulando en las redes sociales a día hoy.

La Prueba del Camello de Alzheimer (o Prueba de la Cabeza):

La prueba del camello de Alzheimer es el nombre común de una imagen manipulada que muestra una cara hecha de varios animales. La imagen original ni siquiera incluía al camello, pero luego fue retocada para añadir al animal con Photoshop. La ilustración se compartió con la afirmación de que quienes podían ver el camello tenían un riesgo menor de desarrollar Alzheimer y que, quienes no podían verlo, tenían una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Imagen de una cabeza compuesta por animales, uno de ellos un camello, de ahí la llamada ''Prueba del Camello de Alzheimer"
La "Prueba del Camello de Alzheimer" o "Prueba de la Cabeza"

Intenta localizar el camello tú mismo. Si no puedes, no estes preocupado, no tiene motivos para estarlo. No hay evidencia que respalde las afirmaciones de que tu capacidad o incapacidad para detectar un camello en la imagen tenga algún vínculo con tus probabilidades de desarrollar Alzheimer. Cuando los neurólogos comprobaron las afirmaciones sobre la imagen, se confirmó que la prueba era un engaño. Las imágenes como esta se suelen difundir con el único propósito de sembrar el miedo y deben ignorarse. Existen métodos probados que uno mismo puede hacer para identificar el riesgo de desarrollar enfermedades cognitivas, pero ninguno es tan simple como la prueba del camello de Alzheimer.

Exámenes Alternativos que Puedes Hacerte a Ti Mismo:

Si estas en un grupo que tiene un mayor riesgo de contraer Alzheimer y estas interesado en otras pruebas que puedes hacerte en casa, existen opciones. Desafortunadamente, ninguna de ellas es tan simple como mirar una imagen estática y encontrar un camello. El examen más utilizado que puedes realizar en casa es el examen gerocognitivo autoadministrado, también conocido como SAGE. SAGE es una prueba que fue desarrollada por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio. La prueba tarda aproximadamente quince minutos en completarse y debe llevarse a un médico para una evaluación adicional una vez completada.

Desafortunadamente para aquellos que esperan una prueba casera que les dé un diagnóstico, aún no se ha desarrollado tal examen. Sin embargo, SAGE es una forma excelente para que los médicos identifiquen rápidamente a los pacientes que tienen problemas leves de cognición o memoria y deban someterse a más pruebas.

Imagen de MyTherapy: App de recordatorio de medicamentos y diario de salud.

MyTherapy: La app que te echa una mano

  • Registro de síntomas
  • Recordatorios de medicación
  • Informe de salud
  • iPhone
    Android

    Descarga ahora

    Descarga ahora

    Factores y Causas de Riesgo de Alzheimer:

    Más allá de las pruebas en el hogar, si te preocupa el Alzheimer, siempre es una buena idea informarse sobre las causas y los factores de riesgo que pueden conducir a su desarrollo. Los investigadores no creen que haya una causa central detrás del Alzheimer. En lugar de eso, piensan que puede desarrollarse a partir de una combinación de diferentes factores. Algunos factores de riesgo, como la edad y los antecedentes familiares, no se pueden controlar. Sin embargo, otros pueden mitigarse con cambios en el estilo de vida.

    Edad: el factor de riesgo más asociado con la enfermedad de Alzheimer es la edad. La edad no es una causa directa de la enfermedad de Alzheimer, pero la mayoría de las personas afectadas por la enfermedad tienen sesenta y cinco años o más. El riesgo de desarrollar Alzheimer se duplica cada cinco años después de que una persona cumple sesenta y cinco. A los ochenta y cinco años, el riesgo se convierte en casi un tercio.

    Antecedentes Familiares: un factor de riesgo importante para desarrollar la enfermedad de Alzheimer son los antecedentes familiares. Los individuos con un pariente directo que padece Alzheimer tienen más probabilidades de desarrollar Alzheimer ellos mismos. Además, este riesgo aumenta por cada miembro adicional de la familia afectado por la enfermedad. Dicho esto, la enfermedad de Alzheimer en la familia no siempre es el resultado de la genética, también puede provenir de factores ambientales compartidos que desencadenan en el desarrollo de la enfermedad. Se estima que solamente alrededor del 1% de los pacientes que desarrollan Alzheimer es debido a la genética.

    Otros Factores de Riesgo: aunque nadie puede controlar su edad o antecedentes familiares, existen otros factores de riesgo relacionados con el Alzheimer que las personas pueden intentar mitigar si se les informa. El primero de estos factores es una lesión en la cabeza. Quienes sufren lesiones en la cabeza tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cognitivas como el Alzheimer o la demencia en el futuro. Tomar precauciones como usar un casco al ir en bicicleta o usar el cinturón de seguridad puede ayudar a reducir el riesgo de una lesión traumática en la cabeza y, a su vez, reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer.

    Otra forma de mitigar el riesgo de desarrollar Alzheimer es mantener un corazón sano. La salud del cerebro se ha relacionado con la salud del corazón, ya que el corazón es responsable de garantizar que el cerebro reciba toda la sangre que necesita para funcionar a la máxima capacidad. Además, el riesgo de desarrollar enfermedades cognitivas se ha relacionado con problemas cardíacos importantes, como accidentes cerebrovasculares o ataques cardíacos. Los estudios realizados en tejido cerebral donado han proporcionado evidencia adicional de esta conexión corazón-cabeza y sugieren que un corazón sano es importante para mantener una mente sana.

    En general, es importante que las personas que están preocupadas por el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer intenten mantener un proceso de envejecimiento saludable en general. Esto incluye hábitos alimenticios saludables, evitar el tabaco, evitar el alcohol y mantener una buena salud física/mental.

    Conclusión:

    Pruebas como la del camello para el Alzheimer pueden ser atractivas para las personas preocupadas por desarrollar enfermedades cognitivas, pero no tienen ningún fundamento. Afortunadamente, hay muchas formas de controlar tu salud mental. Al comprender mejor los factores de riesgo y las causas de la enfermedad de Alzheimer, así como cómo mitigarlos, las personas pueden tomar medidas para garantizar una mente sana. Gracias al desarrollo de SAGE, es posible incluso realizar una prueba contrastada en casa para identificar el riesgo de padecer la enfermedad precozmente. Afortunadamente, no es necesario realizar la prueba del camello.


    Si te ha gustado este artículo, es posible que te interese...

    Imagen de MyTherapy: App de recordatorio de medicamentos y diario de salud.

    MyTherapy: La app para personas con Alzheimer

    Si alguno de sus padres vive con Alzheimer, los recordatorios de medicación y actividades de MyTherapy pueden convertirse en un útil aliado para ofrecerles apoyo con su tratamiento. Además, con el informe de salud mensual, podrá ver todo lo relacionado con el tratamiento registrado durante el mes.