Fibrosis Quística: Guía sobre la Dieta y Estilo de Vida

Consejos sobre Dieta y Estilo de Vida para Vivir Mejor con Fibrosis Quística

Bradley
Bradley
10 de septiembre, 2020
Fibrosis Quística: Dieta y Consejos de estilo de vida. Foto de personas caminando por la montaña.

La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad que afecta los pulmones, al sistema digestivo y a otros órganos. Es una enfermedad que en algunas ocasiones es hereditaria y en otras no lo es. Si bien es una enfermedad grave y progresiva, las personas con fibrosis quística normalmente pueden ir al colegio o al trabajo. Generalmente, los pacientes requieren de cuidados diarios, pero tomar las medidas adecuadas puede mejorar su calidad de vida. El blog de hoy ofrece una breve guía sobre dietas saludables y consejos para el día a día de aquellas personas que padecen fibrosis quística.

Dieta para la Fibrosis Quística:

Para cualquier persona, llevar una dieta equilibrada es importante para tener un estilo de vida saludable, pero esto es especialmente importante para las personas que viven con fibrosis quística (FQ). La FQ puede crear problemas de apetito, de ingesta de nutrientes y de absorción de grasas. Para los pacientes que viven con fibrosis quística, es fundamental una dieta equilibrada que incluya grasas, proteínas, frutas, lácteos y verduras. Debido a la disminución de la absorción de nutrientes, es importante aumentar el consumo de comida de cada uno de estos grupos. A continuación, encontrará recomendaciones más específicas para añadir a su dieta.

  • Sal: la fibrosis quística puede hacer que las personas pierdan más sal a través del sudor de lo que perderían de otra manera y puede causar un desequilibrio de electrolitos que lleve a la deshidratación. Por esta razón, los picoteos salados como las patatas fritas, los encurtidos, o las bebidas con alto contenido de electrolitos (como las bebidas isotónicas) pueden ayudar a mantener equilibrados los niveles de sal del cuerpo.
  • Fibra: comer más fibra reduce el riesgo de obstrucciones intestinales. Una de las formas más fáciles de aumentar la ingesta de fibra es consumir cereales ricos en fibra para desayunar. Además, a menudo también tienen un alto contenido de proteínas.
  • Zinc: la fibrosis quística puede incrementar el riesgo de infección de los pacientes. Aumentar el consumo de zinc puede reducir el riesgo de infección. Algunas fuentes excelentes de zinc incluyen judías (frijoles), nueces, cangrejo, langosta y granos integrales.
  • Proteína: la pérdida de masa muscular se experimenta comúnmente debido a la fibrosis quística. Aumentar el consumo de proteínas es un paso importante para prevenirla. La carne, los huevos y los productos lácteos son excelentes fuentes de proteínas.
  • Antioxidantes: otra excelente manera de combatir las infecciones es consumir muchas frutas y verduras con alto contenido de antioxidantes. Algunos alimentos saludables con alto contenido de antioxidantes son las frambuesas, la col rizada, los arándanos y las fresas.
  • Calcio: la osteoporosis es una preocupación común para las personas con FQ, y el calcio ayuda a reducir el riesgo. Los productos lácteos son la forma más fácil de obtener mucho calcio, especialmente la leche entera, el queso y el yogur con alto contenido de grasa.

Otro aspecto clave de la dieta de las personas que viven con fibrosis quística es garantizar una ingesta calórica lo suficientemente alta. Las personas con FQ necesitan consumir muchas más calorías que las que no la padecen y, a menudo, deberían consumir cantidades de calorías que de otro modo se considerarían nocivas para la salud. Hay algunas formas de garantizar una ingesta calórica lo suficientemente alta. El primer paso es simplemente evitar cualquier dieta baja en grasa o baja en calorías. Algunos métodos adicionales para aumentar la ingesta de calorías son elegir carne de vacuno y la leche con alto contenido de grasa, comer chocolate negro y añadir mantequilla de cacahuete a las comidas cuando sea posible.

Imagen de MyTherapy: App de recordatorio de medicamentos y diario de salud.

MyTherapy: La app que te echa una mano

  • Recordatorios de hacer actividades
  • Diario de salud
  • Recordatorios de medicación
  • iPhone
    Android

    Descarga ahora

    Descarga ahora

    Muchas personas que viven con fibrosis quística quizá saben todo esto, pero el problema es que no tienen el apetito necesario para consumir tantas calorías y nutrientes como necesitan. Una gran opción para aquellos que no tienen mucha hambre es tomar batidos de proteínas. Alternativamente, comer comidas pequeñas y frecuentes durante el día puede ser una mejor alternativa que comer comidas abundantes solo un par de veces al día. Aparte de todos estos consejos dietéticos, puede ser una buena idea hablar con su médico acerca de los suplementos para llenar los vacíos de vitaminas.

    Para las personas con agendas apretadas, comer bien puede ser complicado. La planificación de comidas o la preparación de comidas con antelación pueden ser una buena opción. Si se toma el tiempo una o dos veces por semana para planificar las comidas o cocinarlas y almacenarlas para más tarde, es posible mantener un mejor control sobre su dieta. Al planificar las comidas, es una buena idea intentar incluir la mayor cantidad posible de los elementos enumerados anteriormente en cada comida.

    Puede parecer abrumador adoptar una nueva dieta, pero puede desempeñar un papel fundamental en el aumento de la calidad de vida de las personas que padecen fibrosis quística. Y por supuesto, recomendamos acudir a un nutricionista para configurar esta dieta. Siga leyendo para descubrir cómo otros cambios en el estilo de vida pueden ayudar en combinación con cambios en la dieta.

    Estilo de Vida con Fibrosis Quística:

    Junto con una dieta saludable, existen muchos cambios en el estilo de vida que pueden aumentar en gran medida la calidad de vida, e incluso la esperanza de vida, de las personas que viven con fibrosis quística. Algunas recomendaciones pueden parecer obvias, pero vale la pena mencionarlas. Para empezar, los pacientes con FQ deben evitar fumar y evitar inhalar el humo del tabaco de otras personas tanto como sea posible. También es importante lavarse las manos y tomar precauciones adicionales para evitar infecciones. El ejercicio y la fisioterapia respiratoria también pueden ser útiles.

    Con respecto al ejercicio, muchos pacientes con FQ pueden tener dificultades para hacer ejercicio. Dicho esto, se ha demostrado que el ejercicio aumenta la resistencia de los músculos respiratorios, reduce la tasa de deterioro de la función pulmonar y reduce el riesgo de muerte.

    Cuando se trata de hacer ejercicio, no hay una única forma de hacerlo para los pacientes con FQ. El factor más importante es elegir un ejercicio que aumente la frecuencia cardíaca y ejercite los pulmones. Sin embargo, también debería ser agradable. Al elegir un entrenamiento que sea agradable, es mucho más probable que los pacientes lo sigan y mantengan un estilo de vida más activo en general. Los deportes de equipo son una gran opción por el aspecto social añadido y los beneficios para la salud mental que lo acompañan. Sin embargo, correr, caminar, jugar golf, levantar pesas o incluso trabajar en el jardín son buenas opciones que brindan grandes beneficios a los pacientes. Para las personas que no han estado activas por un tiempo, es recomendable comenzar relativamente lento y aumentar la duración y la intensidad del entrenamiento gradualmente. Para los pacientes más jóvenes, es especialmente importante comenzar temprano un estilo de vida activo para desarrollar hábitos saludables que les sirvan durante toda su vida.

    Aparte de los aspectos de salud física de vivir con fibrosis quística, los pacientes también deben ser conscientes de mantener su salud mental. Vivir con una enfermedad como la FQ puede hacer que las personas se sientan solas. Afortunadamente, existen muchos grupos de apoyo y organizaciones donde los pacientes pueden socializar, compartir experiencias y obtener ayuda. Otra gran ventaja de unirse a grupos como estos es la oportunidad de aprender más sobre cómo mejorar todos los aspectos de la dieta y la actividad para vivir mejor con fibrosis quística.

    Al final, vivir con fibrosis quística presenta muchos desafíos. Sin embargo, la esperanza de vida del paciente es más alta que nunca y, si se toman las medidas adecuadas, los pacientes pueden tener una buena calidad de vida.


    Si te ha gustado este artículo, es posible que te interese...

    Imagen de MyTherapy: App de recordatorio de medicamentos y diario de salud.

    Maneje su salud fácilmente con MyTherapy

    MyTherapy le proporciona una visión sencilla de su estado de salud. Ya sean recordatorios de medicamentos, de hacer una actividad o de la próxima cita con su médico, MyTherapy le ayudará a recordar todas las tareas pendientes que tenga de una manera sencilla y fiable.