Las 7 Principales Comorbilidades en el Trastorno Bipolar

Una Colaboración de Sergio, autor del Blog de Realidad Bipolar: Los 7 Problemas de Salud Mental más Comunes que Conviven con la Bipolaridad.

Sergio Galindo Merino
Sergio Galindo Merino
18 de septiembre, 2020
Mujer haciendo malabares con pelotas representando las persona que padece comorbidad con el tratorno bioplar.

Por si no habías escuchado antes la palabra comorbilidad, te diré que ésta es la coexistencia de dos o más enfermedades en un mismo individuo, generalmente relacionadas.

De esta manera, la comorbilidad en el trastorno bipolar consiste en la coexistencia de algún tipo de trastorno bipolar con al menos uno o varios problemas en salud mental.

El porcentaje de comorbilidad entre las personas diagnosticadas varía en función del tipo de trastorno, así como el tipo de comorbilidad. De acuerdo a estudios científicos, más del 50% de las personas diagnosticadas con trastorno bipolar cumplen los criterios para ser diagnosticados con, como mínimo, otra afección mental en algún momento de sus vidas.

Si quieres conocer cuáles son las 7 principales comorbilidades en el trastorno bipolar te invito a seguir leyendo.

Principales comorbilidades en el trastorno bipolar

Como señalaba anteriormente, más de la mitad de las personas que han sido diagnosticadas con trastorno bipolar presentan, a lo largo de su vida, síntomas propios de otras enfermedades mentales. A continuación vemos los principales tipos:

Comorbilidad con trastornos por uso de sustancias (TUS)

Dentro de los diferentes tipos que hay destaca, por su elevada frecuencia y por su impacto clínico y funcionalidad, la comorbilidad con los trastornos por uso de sustancias (TUS).

Diversos estudios epidemiológicos realizados (Epidemiologic Catchment Area [ECA], National Comorbidity Survey [NCS], National Epidemiologic Survey on Alcohol and Related Conditions) coinciden en observar una fuerte asociación entre el trastorno bipolar y el TUS.

Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un estudio realizado en América, Europa y Asia dentro de la iniciativa de salud mental, confirmó las elevadas tasas de patología dual entre las personas que habían sido diagnosticadas con trastorno bipolar.

En la siguiente tabla se recoge los datos de los estudios epidemiológicos por tipo de trastorno y por uso de sustancias:

Tabla en la que se recoge los datos de los estudios epidemiológicos por tipo de trastorno y por uso de sustancias
* OR: Over rate. Veces sobre la población general.

Comorbilidad con trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad (trastornos obsesivos compulsivos [TOC], trastornos de pánico, fobia social, etc.) son muy comunes en el contexto de la bipolaridad.

Principalmente dentro de los episodios depresivos, cuando la persona diagnosticada con trastorno bipolar está atravesando por un periodo de aguda tristeza, es probable que ésta conviva con una sintomatología mixta que incluya nerviosismo y agitación.

A continuación, presento las principales comorbilidades en el trastorno bipolar dentro de los trastornos de ansiedad.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Hasta hace poco, la comorbilidad del trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno bipolar era considerada extraña y no se había investigado en profundidad.
La primera evidencia importante de comorbilidad entre el TOC y el TB viene del estudio ECA, donde se observó que el TOC era hasta diez veces más frecuente en el trastorno bipolar que en la población general.

En un estudio que valora la comorbilidad de los trastornos bipolares se observó que ésta era del 27.1% con los trastornos de ansiedad, siendo la más común con los TOC (12.8%), seguidos de las fobias específicas y el trastorno de pánico.

Sin embargo, otros estudios encuentran que la proporción de TOC en los trastornos bipolares tipo I no difiere de la encontrada en la población general y es menor que la que aparece asociada a esquizofrenia (1.8% vs. 14%).

Así, la prevalencia de los síntomas obsesivos en pacientes bipolares continua siendo objeto de debate, dado que aunque estudios iniciales referían cifras entorno al 5-6%, otros describen un porcentaje similar de comorbilidad con TOC en muestras de depresivos uni y bipolares, cercano al 35%.

En un estudio más reciente, la frecuencia de TOC en TB fue baja (3%), similar a la observada por Colom y Cols en el 2000 (4%) y Vieta y Cols en el 2001 (2%).

Como puede verse, existen discrepancias entre los resultados de los diversos estudios. Éstas pueden ser debidas a diferencias metodológicas o el uso que se haga de los datos analizados (datos epidemiológicos vs clínicos).

En cualquier caso, la intención de esta entrada es presentar las principales comorbilidades en el trastorno bipolar y no entrar a analizar porcentajes de estudios de las comorbilidades.

Trastorno de pánico

Aunque la concurrencia del trastorno de pánico (TP) en pacientes con depresión mayor ha sido estudiada desde 1990 en adelante (Dinardo y Cols, 1990), la relación entre el TB y el TP ha sido poco investigada.

Resultados de diversos estudios sugieren que los ataques de pánico entre las personas diagnosticadas con bipolaridad no son infrecuentes y se asocian a una pobre respuesta al tratamiento y riesgo familiar de trastorno afectivo.

Un estudio más reciente encontraba una frecuencia a lo largo de la vida del 18-33% en personadas diagnosticadas con TB y otro estudio realizado con población china hablaba del orden del 15-37%.

Fobia social

De acuerdo al estudio de McElroy y Cols en el año 2001, la prevalencia a lo largo de la vida del TB con la fobia social es del 40%.

Los estudios anteriores de Cassano y Cols en 1998 y deKessler y Cols en 1997 sugerían una comorbilidad del 40% y del 18% respectivamente.

En los casos en que la persona, además de estar diagnosticada con TB, presenta síntomas de fobia social, ésta manifiesta una gran hiperactivación física cuando se expone a situaciones en las que otros "podrían evaluarla" (comer y beber en público, interacciones informales, etcétera).

Comorbilidad con trastornos de conducta alimentaria

A pesar de la frecuencia entre los trastornos de conductas alimentarias y el trastorno bipolar, los estudios realizados al respecto son más bien escasos.

Estas investigaciones estiman que las cifras de personas diagnosticadas con TB que, en algún momento de sus vidas experimentan síntomas de patologías alimentarias, están por encima del 10%.

Las más habituales son, sin duda alguna, la bulimia nerviosa y/o el trastorno por atracón. La relación entre la bipolaridad y la anorexia nerviosa parece algo menos clara.

Dentro de este tipo de comorbilidad, un aspecto a destacar es que se eleva el riesgo de conductas suicidas, ya de por sí notable en ambas psicopatologías de manear independiente.

Comorbilidad con trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

El TDAH es otro de los principales trastornos mentales comórbidos con el trastorno bipolar y el porcentaje de niños y niñas con un TB que padece también de TDAH es relevante.

Un estudio realizado por West y Cols en 1995 a 14 adolescentes diagnosticados con trastorno bipolar que habían sido hospitalizados para el tratamiento de manías o hipomanía, 8 de ellos (57%) cumplían criterios para déficit de atención e hiperactividad.

En cuanto a la población adulta, se estima que hasta el 14,7% de hombres y el 5,8% de mujeres con un trastorno bipolar la presentan. Otro aspecto importante es que la presencia de TDAH en hijos de pacientes bipolares podría constituir un factor de riesgo para el desarrollo del trastorno bipolar.

Comorbilidad con trastornos de personalidad (TP)

Existe una variedad en los informes de prevalencia de trastornos de personalidad con el trastorno bipolar. Los rangos varían entre el 9% (Koenigsberg y Cols, 1985) y el 89% (Turley y Cols, 1992). Estudios más recientes hablan de un rango entre el 29% y el 48% (Kay y Cols, 2002).

Dentro de los diferentes tipos de trastornos de personalidad, los que más frecuentemente conviven con el trastorno bipolar son los incluidos en el clúster B (límite/narcisista) y en el clúster C (obsesivo compulsivo).

En cuanto al trastorno límite de personalidad (TLP popup:yes rel:nofollow), se estima que aproximadamente el 45% de las personas que padecen TLP, también han desarrollado TB.

Conclusión

Para entender la asociación entre el trastorno bipolar y otras patologías comórbidas es importante tener en cuenta la secuencia temporal de la enfermedad, además es importante conocer e investigar factores de riesgo asociados.

Como se ha comentado anteriormente, la oscilación en las cifras pueden deberse a las diferencias metodológicas o el uso que se haga de los datos analizados.

Para poder obtener unas cifras más precisas se deberían hacer estudios focalizados en el tema, ya que muchas estadísticas se obtienen de estudios dirigidos a otros objetivos.

Agradecimientos

Finalmente, quiero transmitir mi más sincero agradecimiento a MyTherapy el haberme dado la oportunidad de colaborar con su espacio con el fin de continuar visibilizando el trastorno bipolar y otros problemas en salud mental.

Como ya comenté en la entrada Los 10 mejores blogs sobre Trastorno Bipolar en el 2020 por MyTherapy, considero esta aplicación móvil como una herramienta de gran utilidad y beneficio a favor de mejorar los cuidados en salud, y que además, cuenta con un gran equipo de personas que están detrás a un nivel multisectorial.

Muchas gracias y nos seguimos leyendo. 🙂


Fuentes:

MyTherapy, la aplicación para personas que viven con Trastorno Bipolar y quieren controlar sus estados de ánimo

MyTherapy, la App para personas con Trastorno Bipolar

No olvide tomar sus medicamentos, fundamentales para un correcto tratamiento y estabilidad viviendo con bipolaridad. Los recordatorios de MyTherapy, la aplicación para el Trastorno Bipolar, le ayudarán a recordar que debe tomar su medicación. Cuente con sus familiares y cuidadores, ya que podrán participar en su tratamiento, reduciendo así la probabilidad de reaparición de los síntomas.